La Catedral de Santiago se construyó para acoger la Tumba Apostólica y a los peregrinos que, desde época medieval, llegaban a venerar ese sepulcro. En torno a ella, se configuró una ciudad en la que la Iglesia ha tenido un papel fundamental. Así Iglesias, capillas, monasterios, conventos, forman parte principal en la fisonomía de Compostela y de su patrimonio cultural. Compostela Sacra es un proyecto de gestión integral del patrimonio eclesiástico de Santiago, desde la Catedral, que actúa como corazón y motor del mismo, con el objetivo de ir sumando espacios e instituciones para la investigación, conservación, puesta en valor y difusión de este rico patrimonio cultural. En una primera fase del proyecto, se integra la Colegiata de Sar y su Museo, uno de los principales recursos de la ciudad, declarado Patrimonio Nacional en el año 1895.

Visita a la Colegiata de Sar y su Museo