Plan Director Catedral de Santiago

El Plan Director de la Catedral de Santiago establece las obras necesarias para su restauración y garantizar su conservación. Un análisis previo, a partir de 25 áreas de estudio, detectó 534 patologías que afectan a las fábricas de la catedral, que se agruparon en 10 tipos diferentes de lesiones: daños estructurales; deterioro de piedra granítica; acción de humedades; suciedad de contaminación; actuaciones perturbadoras; carpinterías deficientes; rejas en mal estado; acabados interiores deteriorados, elementos mal trazados; defectos en instalaciones.

El Plan Director también establece nuevos usos y reordena espacios, de manera especial el claustro, para mejorar los servicios ofrecidos por el Museo.

En función de las prioridades y urgencias de actuación, el Plan Director organiza un programa de 89 intervenciones: prioritarias, secundarias y de remate.

El coste total estimado de las obras es de 30 millones de euros.

 

El proyecto Ayuda a la Catedral permite que cada persona particular pueda contribuir a desarrollar el Plan Director y así colaborar en la conservación de la Catedral.

 

Catálogo-resumen Plan Director: