Mediante técnicas de fotogrametría se ha realizado el levantamiento topográfico de todo el ámbito del Pórtico. El grado de precisión alcanzado permite observar detalles del objeto menores de 1cm, pero es en el aspecto cromático de la representación donde se ha puesto especial empeño, para ofrecer con el mayor grado de fidelidad posible la textura que presenta la superficie de las esculturas.

Para lograr la representación de un espacio tan complejo, se ha recurrido a técnicas de reproducción tridimensional de objetos. De este modo se ha obtenido el modelo en 3D de cada una de las figuras escultóricas, ubicándolas en su posición con toda precisión hasta componer un modelo virtual del conjunto del Pórtico.

A partir de dicho modelo, es posible extraer las diferentes imágenes de carácter métrico u ortoimágenes, proyectadas sobre los planos indicados para facilitar el análisis y posterior restauración del monumento.