Hallada en la Torre Sur de la Catedral de Santiago una figura procedente de la fachada del Pórtico de la Gloria

Viernes, 21/10/2016

Las obras de restauración que se están realizando en la Torre Sur de la Catedral de Santiago han permitido encontrar una escultura procedente de la fachada medieval del Pórtico de la Gloria. El hallazgo se ha realizado de manera fortuita, mientras se excavaba en el interior de una estancia situada en la parte inferior de la torre, junto a la escalera de acceso a la misma, con el objetivo de eliminar los escombros que la rellenaban. Se trata de una figura masculina, que presenta un buen estado de conservación, a la que falta la cabeza, y de 185 cm de altura. Una característica especial es que se trata de una estatua columna, es decir, una figura humana adosada a una columna, labrada en una sola pieza, lo que la sitúa en su origen como parte de una puerta de acceso a la basílica.

Una vez realizado el descubrimiento, desde la Fundación Catedral de Santiago se ha consultado a varios expertos sobre el origen y características artísticas de la pieza. En este sentido se han emitido varios informes, firmados por profesionales de reconocido prestigio, tales como el catedrático de Historia del Arte y miembro numerario de la Real Academia Galega de Belas Artes, Ramón Yzquierdo Perrín, los profesores de Historia del Arte Manuel Castiñeiras, de la Universidad Autónoma de Barcelona, y Rocío Sánchez Ameijeiras, de la Universidad de Santiago de Compostela; y el asesor científico de la Casa de la Fábrica de la Fundación Catedral, José Antonio Puente Míguez.

Todos ellos coinciden en la excepcionalidad el hallazgo, y en identificar la figura como procedente de uno de los ingresos exteriores de la fachada occidental, la del Pórtico de la Gloria, realizada por el taller del Maestro Mateo, a finales del siglo XII o en los primeros años del siglo XIII. La manera de labrar la piedra, en especial la técnica a la hora de esculpir los pliegues de la ropa, lo identifican completamente con el taller de Mateo. En cuanto a su identificación iconográfica, todavía es prematuro para ello, pudiendo tratarse tanto de un personaje del Antiguo Testamento, como del Nuevo Testamento o incluso un ángel.

La pieza ahora descubierta viene a sumarse a otras ocho identificadas como procedentes de la fachada del Pórtico de la Gloria y que, como ellas, fueron retiradas coincidiendo con las reformas realizadas en la fachada occidental, en el siglo XVI. En este caso, la escultura, una vez decapitada, fue depositada como parte del relleno de la torre.

Una vez extraída la pieza del lugar del descubrimiento, será sometida a un proceso de limpieza y a un estudio más detallado, y acompañará al resto de obras que conformarán la exposición sobre el Maestro Mateo que se inaugurará en el Museo del Prado de Madrid el próximo 28 de noviembre. En el catálogo de la exposición se publicará un primer estudio sobre el hallazgo, firmado por el comisario de la exposición, Ramón Yzquierdo Peiró. Tras la exposición en el Prado la pieza quedará depositada en el Museo de la Catedral de Santiago.